Experiencias de primera mano que le ayudarán a diseñar su propio y delicioso viaje enológico

Mendoza, una cautivadora provincia del oeste de Argentina, cautiva a los visitantes con sus impresionantes paisajes, su rico patrimonio cultural y su mundialmente famosa producción vinícola. Enclavada a los pies de la majestuosa cordillera de los Andes, sus fértiles valles y áridas llanuras crean una combinación perfecta para los amantes de la naturaleza y la aventura. Su capital, Mendoza, presenta una mezcla de arquitectura moderna y edificios de la época colonial, ofreciendo una vibrante experiencia urbana.

La región es enorme y el número de bodegas inconmensurable (¡alrededor de 1.500!). Aunque las cepas de Malbec son el buque insignia de este territorio, le espera una completa variedad de cepas (Cabernet, Bonarda, Shiraz, Chardonnay, Torrontés y más) que estimularán su paladar y le darán ganas de quedarse más tiempo. Quisimos probar por nosotros mismos, perdernos y encontrarnos en los valles de Mendoza, y descubrir algunas de sus joyas divinas, para poder asesorarte personalmente en tu ruta única de amante del vino.

Nuestro viaje estaba un poco planeado; teníamos algunas ideas de dónde queríamos ir, algunos colegas que queríamos visitar, pero viajar siempre tiene espacio para la espontaneidad, y terminamos en algunos lugares sorprendentes inesperados. Oscar Favaro, nuestro conocedor y carismático acompañante, tuvo mucho que ver con eso, un recordatorio de que la orientación local siempre es un plus y debe ser una firma en todos nuestros viajes. Le contaremos algunas historias breves de los lugares visitados y de lo que más nos llamó la atención; una especie de cata de vinos para que usted la saboree, sólo para ver qué es lo que mejor combina con su lengua.

Empecemos por la ciudad. Mendoza es un atractivo centro urbano con una gran vida nocturna, muchos buenos restaurantes, arte, cultura y lugares históricos. Una de las sugerencias de nuestro guía fue desayunar en República, una de las creaciones del famoso enólogo Alejandro Vigil, -luego leerás más sobre él-, y fue una parada muy agradable. Otra gran recomendación fue nuestra cena en el restaurante Patio de Jesús María, con una comida argentina perfecta y un lugar estupendo para reunirse con los lugareños. La vida nocturna en la avenida Arístides es vibrante y está llena de oportunidades para divertirse, tomar copas, comer delicioso y salir a bailar. Un consejo: ¡dé un respiro a los vinos y pruebe la cerveza artesanal en Chachingo!

Si tiene la oportunidad, alojarse en la ciudad merece totalmente la pena, y es una forma práctica de ir y venir a Maipú, uno de los tres valles de la región vinícola. Las otras regiones son Luján de Cuyo, también accesible desde la ciudad, y Valle de Uco, la más lejana pero que alberga las bodegas más exclusivas. En términos de distancia, las rutas pueden ser largas, así que a la hora de planificar la suya trataremos de optimizar su viaje moviéndonos por diferentes sectores. Todos ellos ofrecen opciones de alojamiento impecables. Obviamente el fuerte es el vino, entre bodegas, restaurantes/bodegas y hoteles-vinos, pero también existe la posibilidad de hacer algo en la montaña, rafting en Potrerillos o cabalgatas para disfrutar de la hermosa geografía de los valles andinos. Así que usted decide.

Nuestro viaje sobre el terreno

No hay un orden particular en esta selección de tesoros en Mendoza. Estuvimos a la altura de las circunstancias y recorreríamos las distancias con placer sólo para comprobarlos, probarlos, sentirlos, disfrutarlos, ¡y poder compartir experiencias de primera mano con nuestros viajeros interesados! 

No nos saltaríamos la visita a Bodega Cobos, una bodega de renombre mundial que ofrece experiencias exclusivas y sofisticadas para los amantes del vino. Pudimos comprobar cómo este viñedo boutique produce algunos de los vinos más excepcionales de la región, elaborados con mimo y pasión por expertos enólogos. Se enorgullecen de ofrecer experiencias pequeñas e íntimas que permiten saborear sus vinos en un entorno lujoso y elegante. Desde catas privadas hasta visitas guiadas al viñedo, cada visita se adapta a sus preferencias y está diseñada para ofrecerle un viaje de alto nivel, apasionado e interesante por el mundo del vino.

Casa de Uco es un  increíble complejo vinícola. Levantada sobre sus propios viñedos, la casa de cristal y acero se despliega frente a los espectaculares Andes. Todas las experiencias están impregnadas de vino, y también ofrecen emocionantes actividades al aire libre y culturales. Aquí tendrá muchas oportunidades para relajarse junto a la piscina, en su morada o en algún lugar entre las viñas. Lujo, sostenibilidad y pasión por la tierra componen su mágica atmósfera, y por supuesto, la comida es más que estupenda.

Los lugareños siempre tendrán historias que contar, y cuando se trata de vinos en Mendoza, en medio de cientos de bodegas, encontrar una joya escondida es oro macizo. Así fue como nuestro extraordinario chófer nos presentó Piedra Negra: una bodega situada en los impresionantes paisajes de Tunuyán que invita a adentrarse en el mundo de François Lurton. La armonía de la naturaleza y el saber hacer enológico se unen aquí para elaborar unos vinos ecológicos excepcionales. Vimos cómo Piedra Negra adopta un enfoque sostenible, desde el momento en que las uvas se cultivan en suelos ecológicos hasta el suave proceso de prensado y envejecimiento. En cada paso se intenta preservar el equilibrio natural de la tierra. Exquisitos Malbec y crujientes Chardonnay, la colección de vinos ecológicos de la casa cautiva con sabores vibrantes y expresiones únicas del terruño local.

Entre Cielos es un hotel y spa vinícola cuyo nombre significa «entre cielos». Entendimos el nombre al entrar en las habitaciones con amplios ventanales que dan a los hermosos viñedos del hotel. Las villas y cabañas están totalmente insertadas en el viñedo, al tiempo que ofrecen una enorme sensación de privacidad. Y está la Loft Suit, una habitación especial que se alza sobre el viñedo sobre pilotes, como un capullo protector abierto a las infinitas noches estrelladas. El servicio de bienestar es el punto fuerte del hotel, tiene que experimentar su galardonado Hammam y Spa. Es un lugar magnífico para sumergirse en el placer, descansar y, tal vez, convertirlo en su base desde la que desplazarse y visitar los lugares que elija.

Aquí llega de nuevo Alejandro Vigil y su historia. Es enólogo de Catena Zapata y creador del famoso vino El Enemigo. El Enemigo nació cuando Alejandro y Adrianna Catena, la hija menor de Nicolás Catena, decidieron crear la bodega Aleanna para rescatar algunas de las técnicas tradicionales olvidadas de la vitivinicultura argentina. El objetivo final, según Alejandro, era obtener un vino con mínima intervención, un vino «transparente» donde la mano del enólogo no dejara huella sino que sirviera para interpretar las particularidades de cada terruño. Entonces creó junto a su familia Casa Vigil, una hermosa bodega que invita a experimentar el encanto del vino, la gastronomía y la literatura fusionados en una propuesta enoturística única. Toda una interesante experiencia donde el eje conductor es la Divina Comedia de Dante. Un recorrido gastronómico y enológico que te lleva a través del arte, los sabores y las sensaciones por el infierno, el purgatorio y el cielo. Los espacios son escenarios increíbles, la cocina abierta totalmente inspiradora. El lugar y la experiencia son conmovedores en muchos sentidos.

Quedamos sencillamente maravillados en Alfa Crux, una joya cautivadora donde pudimos presenciar la fusión perfecta de vinos excepcionales y cocina exquisita en un escenario encantador que muestra la esencia de la arquitectura y la hospitalidad argentinas. Agustina Lolago, nuestra extraordinaria anfitriona, nos guió a través de la agenda del día: explorar los viñedos meticulosamente cuidados, observar el proceso de elaboración del vino de primera mano y deleitarnos con catas de vino que incluían los diversos sabores de la región. También está Crux Cocina, la aventura epicúrea en la que chefs de talento elaboran deliciosos platos con ingredientes locales. Desde clásicos tradicionales argentinos a innovadoras creaciones culinarias, cada plato es una celebración del rico patrimonio gastronómico de la región. Sin duda, una gran decisión visitar Alfa Crux.

Encontramos otra maravilla arquitectónica en Piedra Infinita by Zuccardi. Con su asombrosa piedra fundacional en el centro, y una mezcla de diseño moderno y elementos naturales, esta bodega y restaurante representa una fiesta para los sentidos. Realizamos un inolvidable viaje enogastronómico presenciando el riguroso proceso de envejecimiento y los secretos que se esconden tras la creación de sus impresionantes vinos. Su amplia gama de vinos y su deliciosa propuesta gastronómica lo convierten en un lugar ideal para visitar y salir con el estómago y las manos llenas.

Un asombroso proyecto de hotel, spa, bodega y restaurante nació en Mendoza como una aventura colectiva en la que los propietarios privados podían tener sus propios vinos y compartirlos con el mundo. The Vines Resort & Spa ofrece suites exquisitas, instalaciones de primera clase y acceso exclusivo a viñedos privados, donde pudimos ser testigos de primera mano del arte de la elaboración del vino. Está pensado para quienes desean estancias largas, porque ofrece mucho confort y variedad de experiencias. Por ejemplo, el restaurante Siete Fuegos, del célebre chef Francis Mallmann, celebra una increíble noche de parrilla en la que un grupo se sienta a la mesa para probar suculentos platos cocinados con siete técnicas de fuego diferentes. Fuego, carnes, empanadas, vino… No querrá marcharse pronto.

Nuestro guía nos llevó a otros lugares inesperados e interesantes para sumar al catálogo de alojamientos en Mendoza. Salentein es una bodega y posada donde se puede conectar fácilmente con el sencillo encanto de la naturaleza y descansar en la calidez de una casa que expresa la arquitectura tradicional de las estancias mendocinas entre jardines, viñedos, árboles frutales y huertos. Otro nuevo descubrimiento fue Casa Septem, un refugio familiar que promete una experiencia incomparable de autenticidad y tranquilidad. Al entrar en esta mansión meticulosamente diseñada, nos adentramos en un mundo de elegancia, donde cada detalle destilaba sofisticación y encanto. El encantador ambiente de los viñedos circundantes y la majestuosa cordillera de los Andes proporcionan un telón de fondo impresionante.

Desde el momento en que cruzamos sus puertas, nos cautivó la calidez y autenticidad que impregna cada rincón de esta propiedad de estilo toscano. Casa Agostino es una bodega perfectamente integrada en la casa con una terraza muy agradable, una sala de catas, una tienda y un restaurante estupendo. Los espacios sin pretensiones te hacen sentir bienvenido y relajado, y su encanto a la italiana es hipnotizante. Al igual que los vinos, que aprendimos, se elaboran de una forma menos estructurada y más intuitiva; la forma en que resultan es la forma en que los bebes y disfrutas. Hermosa experiencia de principio a fin con nuestra agraciada anfitriona Mariana Encina.Por último, pero no por ello menos importante, el lugar que nos hizo desear quedarnos más tiempo o volver con toda seguridad. El Cavas Wine Lodge, que forma parte de Relais & Chateau. Nos recibieron de la mejor manera posible, todos sabían que íbamos a llegar y nos estaban esperando con una toalla húmeda y una copa de vino. La atención al detalle es su firma. Nos asombró la incomparable comodidad y la elegancia rústica de sus 18 espaciosas villas, cada una diseñada individualmente y dotada de piscinas de inmersión privadas y terrazas con impresionantes vistas a los viñedos circundantes. La propiedad tiene un estilo atemporal, espacioso y con una personalidad única, unos elementos y diseños súper bien equilibrados e integrados con el paisaje. El spa es increíble, la cocina es de primera calidad y la ubicación perfecta para ir a visitar otras bodegas y atracciones. Un lugar impecable como debe ser.

Por último, pero no por ello menos importante, el lugar que nos hizo desear quedarnos más tiempo o volver con toda seguridad. El Cavas Wine Lodge, que forma parte de Relais & Chateau. Nos recibieron de la mejor manera posible, todos sabían que íbamos a llegar y nos estaban esperando con una toalla húmeda y una copa de vino. La atención al detalle es su firma. Nos asombró la incomparable comodidad y la elegancia rústica de sus 18 espaciosas villas, cada una diseñada individualmente y dotada de piscinas de inmersión privadas y terrazas con impresionantes vistas a los viñedos circundantes. La propiedad tiene un estilo atemporal, espacioso y con una personalidad única, unos elementos y diseños súper bien equilibrados e integrados con el paisaje. El spa es increíble, la cocina es de primera calidad y la ubicación perfecta para ir a visitar otras bodegas y atracciones. Un lugar impecable como debe ser.

Y así estamos nosotros compartiendo las notas de nuestro viaje de campo a Mendoza, esperemos que enciendan tu curiosidad y te hagan agua la boca por esos preciados vinos. Los hoteles son tan increíbles que dan ganas de quedarse a disfrutarlos un par de días; cada bodega tiene su propia magia en la que uno quiere perderse. Hay muchas opciones para cada tipo de viajero y todo un mundo vinícola por descubrir en este impresionante territorio andino.

Cómo llegar

Para llegar a Mendoza, Argentina, tiene varias opciones de transporte, como el avión, el autobús y el coche. Aquí tienes algunas sugerencias, pero también puedes decirnos dónde estás y te guiaremos.

En avión: La forma más cómoda de llegar a Mendoza es volando al Aeropuerto Internacional Gobernador Francisco Gabrielli, comúnmente conocido como Aeropuerto El Plumerillo (MDZ). Varias compañías aéreas nacionales e internacionales operan vuelos a Mendoza desde las principales ciudades de Argentina y países cercanos.

Por carretera: Si prefiere los viajes por carretera, puede llegar a Mendoza en coche desde varios puntos. La ciudad está conectada a la red de carreteras argentinas, y las principales autopistas son la Ruta Nacional 7 desde Buenos Aires y la Ruta Nacional 40 desde el norte.

Los tiempos de viaje y las rutas dependerán de su punto de partida, por lo que le ayudaremos a planificar cada día para optimizar cada segundo.

Cuándo ir

La mejor época para visitar Mendoza y sus valles circundantes depende en gran medida de sus preferencias y de las actividades que desee realizar. A continuación te damos una idea de lo que ofrecen las distintas estaciones para que puedas decidir.

Mendoza durante la primavera (de septiembre a noviembre): 

Se considera una época excelente para visitar Mendoza y los valles. El tiempo es agradable, con temperaturas suaves que oscilan entre los 15 °C y los 25 °C (59 °F y 77 °F). Los viñedos están exuberantes y verdes, y será testigo del comienzo de la temporada de vendimia. Es una época ideal para realizar actividades al aire libre, como catas de vino, senderismo y paseos a caballo.

Mendoza durante el verano (diciembre a febrero):

Puede ser bastante caluroso, con temperaturas que oscilan entre 25°C y 35°C (77°F y 95°F) y ocasionalmente más altas. Es la temporada turística alta debido a las vacaciones de verano, cuando se celebran numerosos festivales, eventos y actividades al aire libre. Es una época ideal para explorar los viñedos, disfrutar de aventuras al aire libre y vivir el vibrante ambiente de Mendoza.

Mendoza durante el otoño (de marzo a mayo):

Otra excelente estación para visitar Mendoza. El tiempo empieza a refrescar, con temperaturas que oscilan entre los 10°C y los 25°C. Los viñedos muestran colores impresionantes a medida que cambian las hojas, creando un paisaje pintoresco. Los viñedos muestran unos colores impresionantes a medida que cambian las hojas, creando un paisaje pintoresco. También es la época de la vendimia, por lo que probablemente verá bodegas en plena actividad. 

Mendoza durante el invierno (de junio a agosto)

El invierno trae temperaturas más frescas, que oscilan entre 0 °C y 15 °C (32 °F y 59 °F). Aunque no es tan popular como las otras estaciones, el invierno tiene su encanto. Las cumbres nevadas de la cordillera de los Andes ofrecen un hermoso telón de fondo, y se pueden practicar actividades como el esquí y el snowboard en las estaciones cercanas. Es una época más tranquila, con menos turistas, lo que la convierte en una buena opción si se busca una experiencia más sosegada.

Tenga en cuenta las principales regiones de Mendoza

Como hemos mencionado, Mendoza es un vasto territorio repleto de bodegas y opciones de alojamiento. Es importante planificar el viaje teniendo eso en cuenta para que pueda optimizar su tiempo. Le ayudaremos a evitar largas horas de traslado cada día, eligiendo hoteles y actividades para que pueda disfrutar a fondo de cada experiencia y también tener una estadía relajante. Aquí algunas recomendaciones en cada uno de los tres valles de Mendoza. 

Maipú

Maipú, una de las regiones vitivinícolas más antiguas de Mendoza y con una larga tradición vinícola, está situada cerca de la ciudad de Mendoza. Ofrece una diversa gama de bodegas, desde operaciones a gran escala a pequeños productores boutique, donde se puede encontrar una variedad de varietales de uva, incluyendo Malbec, Cabernet Sauvignon y Chardonnay. 

Distancia: 15 minutos del centro de Mendoza.

Las mejores bodegas en Maipú:

Casa Vigil – El Enemigo, Finca Agostino, Tempus Alba, Trapiche, Familia Zuccardi, Lopez, Flichman y Carinae.

Luján de Cuyo

Luján de Cuyo es reconocida como una de las regiones vinícolas más prestigiosas de Mendoza, especialmente por producir excelentes vinos Malbec. Muchas bodegas de renombre se encuentran en este valle. Su elevada altitud y su clima favorable contribuyen a la producción de vinos tintos ricos y con cuerpo.

Distancia: 30 minutos del Centro de Mendoza.

Las mejores Bodegas en Luján de Cuyo:

Viña Cobos, Catena Zapata, Bressia, Achaval Ferrer, Sottano, Clos de Chacras, Viamonte, Riccitelli, Chandon, Vistalba, Kaiken, Lagarde, Durigutti, Decero, Norton, Susana Balbo, Nieto Senetiner y Quimera.

Valle de Uco:

En los últimos años, el Valle de Uco se ha convertido en una importante región vinícola. Situado al sur de la ciudad de Mendoza, es conocido por sus viñedos de gran altitud y su clima fresco. Caracterizado por sus paisajes pintorescos y sus viñedos enclavados en el telón de fondo de la cordillera de los Andes (también conocida como Cordón del Plata), el Valle de Uco produce una gran variedad de vinos, entre los que destacan el Malbec, el Cabernet Sauvignon, el Syrah y el Chardonnay. 

Distancia: 75 minutos del centro de Mendoza.

Mejores Bodegas en Valle de Uco:

Alfa Crux, Casa de Uco, Piedra Infinita de Zuccardi, Gimenez Riili, Bianchi, Clos de los Siete, Andeluna, Salentein, Piedra Negra, La Azul, Corazón del Sol, Rutini, Casa Petrini, Jean Bousquets, Altus de Gualtallary, Domaine Bousquet, Atamisque, SuperUco.

¿Qué comer en Mendoza?

Algunas de las mejores bodegas han desarrollado apetitosos maridajes culinarios con platos tradicionales y experiencias culinarias para acompañar a sus mejores vinos. La gastronomía de Mendoza es un delicioso viaje a través de la vibrante cultura culinaria de Argentina, que añade profundidad a su experiencia sensorial en esta encantadora región. A lo largo de su viaje podrá deleitarse con apetitosos asados, sabrosas empanadas y el tradicional guiso argentino (locro). Para los antojos dulces, pruebe el dulce de leche, los alfajores y los helados artesanales. Encontrará fácilmente chimichurri, salteñas y abundantes frutas frescas. Explore las cervezas artesanales y los aceites de oliva de alta calidad de Mendoza.

Consejos del Atelier

¿Cuánto tiempo debe pasar en Mendoza?

Se aconseja una estancia de al menos tres noches para tener una visión general de Mendoza y sus regiones vinícolas más importantes. Considere noches adicionales para actividades de aventura suave en los alrededores o para una escapada de esquí a la estación de Las Leñas (entre junio y septiembre).

No te pierdas el centro de Mendoza

Tómese su tiempo para disfrutar de la ciudad de Mendoza, tiene mucho que ofrecer en cuanto a gastronomía y vida nocturna. No se pierda un paseo nocturno por la Avenida Arístides. Para una estancia fantástica, el Park Hyatt ofrece una ubicación estratégica frente a la Plaza de la Independencia. Los amantes de lo urbano pueden utilizar esta ubicación como cuartel general para visitar las atracciones y bodegas cercanas.

Evite conducir

No somos fans de la conducción autónoma, especialmente cuando alguien tiene que ser el conductor designado. Contar con un vehículo privado y conductor es una gran opción para moverse por las bodegas y los valles. La bicicleta e incluso los coches clásicos también son opciones disponibles. Si puede incluir un guía especializado en rutas vinícolas y cultura local, merece totalmente la pena.

Menos es más

Aunque quieras verlo todo, no te agobies con demasiadas visitas para poder disfrutar realmente de cada lugar, sobre todo si te alojas en propiedades emblemáticas como Casa de Uco, Entre Cielos, The Vines y Cavas Wine Lodge; estas propiedades también ofrecen actividades únicas para aprovechar al máximo tu viaje.

Disfrute de las degustaciones

Evite las catas masivas, no querrá emborracharse todos los días y olvidar los sutiles sabores de cada experiencia. Creemos que 2 ó 3 catas premium al día podría ser un número ideal, teniendo en cuenta las distancias entre bodegas y valles. Además de las marcas mundialmente conocidas, pruebe también los productores boutique locales.

Cree su propia mezcla

Crear su propio vino de mezcla en Mendoza es una experiencia extraordinaria que le permite convertirse en enólogo por un día. Las bodegas de Mendoza ofrecen oportunidades únicas para que los visitantes participen en sesiones de mezcla, en las que podrá seleccionar y combinar distintas variedades de uva para elaborar su vino personalizado. Guiado por enólogos expertos, aprenderá las características de cada uva y experimentará con distintas proporciones para conseguir el perfil de sabor deseado. Tras el proceso de mezcla, su vino personalizado será embotellado y etiquetado, convirtiéndolo en un recuerdo memorable y una expresión única de su viaje por la cultura del vino de Mendoza.

Fiesta de la Vendimia en Mendoza

La Fiesta de la Vendimia es una deslumbrante celebración de la vendimia, que tiene lugar durante la encantadora estación de finales de verano (la última semana de febrero y la primera de marzo). Con desfiles vibrantes, actuaciones cautivadoras y fiestas temáticas del vino, rinde homenaje al patrimonio vitivinícola de la región en un espectáculo de música, danza y cultura. Una cita ineludible para los amantes del vino y los entusiastas de la cultura.

Visitar Mendoza con niños.

Algunos hoteles y bodegas pueden tener políticas especiales sobre los niños; elija opciones aptas para familias con actividades designadas y zonas especiales. Participe en experiencias interactivas y compagine las visitas a las bodegas con otras actividades familiares. No olvide llevar algo de entretenimiento y tentempiés; un horario flexible siempre será prudente. Si el tiempo lo permite, asigne un solo día de experiencias al aire libre para los niños mayores: rafting, senderismo de montaña, ciclismo, equitación y mucho más.

Listos para el fútbol

Sumérjase en el apasionante mundo del fútbol asistiendo a un partido en el Estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, sede del querido equipo Godoy Cruz. Sienta la energía palpable cuando los apasionados aficionados locales llenen el estadio con sus cánticos y vítores, creando una atmósfera eléctrica.

¿Listo para empezar a hacer realidad su viaje a Mendoza? Póngase en contacto con nuestros especialistas en viajes de Atelier para crear un viaje mágico a su medida.

Comparte esta historia

También puede encontrar interesanteeeee

Experiencias Extraordinarias

6 Rutas de Tren Únicas
en Sudamérica

Compartir

Guías de Destino e Información útil

Guía y consejos prácticos para explorar las maravillas de Cartagena, Colombia

Compartir

Guías de Destino e Información útil

Consejos de Viaje a Paraguay – Tips para diseñar un viaje único

Compartir

Guías de Destino e Información útil

Guía de Atacama: consejos para diseñar un viaje único

Compartir

VOLVER AL BLOG

Recibe nuestros Boletines

Suscríbete para recibir actualizaciones de nuestras más increíbles experiencias de viaje y aventuras únicas en Sudamérica.

Deseo recibir e-mails, boletines e información de productos de Atelier Group SAC y sus marcas asociadas.